Contrariamente a la convención de nomenclatura, “la nube” no está por allí flotando en sobre nosotros. En realidad, se compone de ubicaciones físicas que alojan software, hardware y servicios que se ejecutan en Internet, (la nube) en lugar de ejecutarse localmente en su dispositivo. No hay una sola nube; Hay muchas “nubes” dirigidas por empresas grandes y pequeñas, universidades y el gobierno. Los proveedores de la nube ofrecen muchos servicios, como aplicaciones en línea, potencia informática, almacenamiento de datos, infraestructura y SaaS (software como servicio) donde los proveedores entregan una aplicación a los usuarios finales a través de un navegador.

¿Quién inventó la nube?

Hay muchas contribuciones que llevaron a la creación de la computación en la nube, incluidas las de JCR Licklider, el desarrollador de ARPANET, el precursor de Internet de hoy. Sin embargo, muchos de los conceptos de computación en la nube se remontan a los años 60 cuando el profesor John McCarthy, un científico de la computación, propuso por primera vez un servicio de computación que podría organizarse de manera muy similar a una utilidad pública. En 1966, Douglas Parkhill escribió: “El desafío de la utilidad informática”, que describía muchas de las capacidades actuales en la nube, incluido el suministro ilimitado y la escalabilidad comparándolo con el modelo de acceso y distribución de la utilidad pública. Muy visionarios ya que en ese momento todavía estábamos utilizando tarjetas perforadas en computadoras mainframe que ocupaban salas enteras para el procesamiento de datos.

La mayoría ha tenido sus primeros acercamientos al concepto de la nube, de la mano de servicio de almacenamiento como: dropbox, google drive, one drive, etc. con estos últimos ya también se integran servicios de aplicaciones de ofimática, como procesadores de texto, hojas de cálculos y aplicaciones para la creación de diapositivas. Pero hay otros servicios que van más allá o estos mismos pero en capas más premium ofreciendo herramientas de para gestionar proyectos y otras como CRMs, aplicaciones que antes se instalaban en tu computador ahora accedes a ellas a través de un navegador y una url.

También puede considerarse como servicios en la nube netflix o spotify, servicios que sustituyen actividades que se hacían dentro de nuestros equipos personales y ahora la data se almacena en otro computador y nosotros accedemos a ella a través de una cuenta en un sitio web o aplicación que no es más que un cliente del servicio como lo es nuestro navegador.

La nube, tal como la conocemos hoy, se atribuye principalmente al auge de Amazon cuando estrenaron su servicio web de Amazon en 2006. AWS ofreció potencia informática, almacenamiento de bases de datos, herramientas de desarrollo y otras funcionalidades para ayudar a las empresas a crecer y crecer. Nube accesible y asequible para muchos.

Cloud Computing

En los términos más simples, la computación en la nube significa almacenar y acceder a datos y programas a través de Internet en lugar del disco duro de su computadora. La nube es solo una metáfora de Internet. Se remonta a los días de diagramas de flujo y presentaciones que representarían la gigantesca infraestructura de granja de servidores de Internet como nada más que una nube de cúmulo blanca e hinchada , que acepta conexiones y distribuye información mientras flota.

nube como Internet en diagrama antiguo

Llegados a este punto tenemos toca conocer cuatro conceptos básicos para seguir avanzando:

  • IaaS (Infrastructure as a Service):

Este es el nivel más bajo, básicamente es ofrecer como un servicio el hardware o la virtualización del mismo junto con software de sistema para hacer tareas de bajo nivel. La infraestructura como servicio, comúnmente conocida como simplemente “IaaS”, es una forma de computación en la nube que ofrece recursos fundamentales de cómputo, red y almacenamiento a los consumidores a pedido, a través de Internet y en forma de pago. base de ir. IaaS permite a los usuarios finales escalar y reducir los recursos según sea necesario, lo que reduce la necesidad de gastos de capital altos por adelantado o infraestructura innecesaria “propia”, especialmente en el caso de cargas de trabajo “puntiagudas”.

  • PaaS (Platform as a Service):

Este es un concepto más relacionado al desarrollo, es como una capa extra a lo anterior, resulta que algunas aplicaciones requieren entornos específicos para correr más allá de la infraestructura, por ejemplo, si ustedes quieren correr django van a necesitar tener python instalado, preferiblemente en la versión 3, si van a almacenar grandes volúmenes de datos necesitarán una gestor de base de datos, si van a hacer manipulación de imágenes necesitarán Pillow o una librería similar, etc, etc, etc. Lo mismo si van a correr Laravel, Ruby on Rails, Express con NodeJS, pues los servicios de PaaS lo que ofrecen es ese entorno preparado para que ustedes solo tengan que subir su aplicación y no tengan que preocuparse de configurar nada de eso, como mucho agregar un archivo de manifiesto indicando cuales son los paquetes que requieren y en algunos casos la versión de los mismos.

  • FaaS (Function as a Service):

Como con el caso anterior con el FaaS se gana abstración y en consecuencia complejidad. PaaS sirve para hacer aplicaciones monolíticas, todos esos framework, django, laravel, rails, sirven para hacer aplicaciones monolíticas principalmente, es decir, aplicaciones que reúnen una diversidad de funciones en un único lugar. Vendría siendo un tipo de servicio de computación en la nube que le permite ejecutar código en respuesta a eventos sin la infraestructura compleja típicamente asociada con la creación y el lanzamiento de aplicaciones de microservicios .

  • SaaS (Software as a Service):

Es un servicio basado en la nube donde, en lugar de descargar el software de su PC de escritorio o red comercial para ejecutarlo y actualizarlo, accede a una aplicación a través de un navegador de Internet. La aplicación de software podría ser cualquier cosa, desde software de oficina hasta comunicaciones unificadas entre una amplia gama de otras aplicaciones comerciales disponibles. La necesidad de un código especializado es muy general, y es revelador que muchas ofertas de SaaS proporcionan API específicamente para aplicaciones creadas en un PaaS para adaptación, personalización y extensión. SaaS ofrece un conjunto fijo de capacidades de aplicación

Haga una copia de seguridad de su nube: cómo descargar todos sus datos

 ¿Y los contras? 

Los ISP, las empresas de telecomunicaciones y las empresas de medios controlan su acceso. Poner toda su fe en la nube significa que también está poniendo toda su fe en un acceso continuo y sin restricciones. Puede obtener este nivel de acceso, pero le costará. Y seguirá costando más y más a medida que las empresas encuentren formas de hacerle pagar haciendo cosas como medir su servicio: cuanto más ancho de banda use, más cuesta.

Algo que consideran importante, es el costo más elevado a los servicios de hosting tradicionales, a menos que tengas un producto que tenga mucha demanda, además de picos y valles en su demanda no le verás la rentabilidad.

Cuando hay problemas en una empresa como Amazon, que proporciona servicios de almacenamiento en la nube a grandes empresas como Netflix y Pinterest, puede eliminar todos esos servicios ( como sucedió en el verano de 2012 ). En 2014, las interrupciones afectaron a Dropbox, Gmail, Basecamp, Adobe, Evernote, iCloud y Microsoft; En 2015, las salidas afectaron a Apple, Verizon, Microsoft, AOL, Nivel 3 y Google. Microsoft tuvo otro este año. Los problemas suelen durar solo unas horas… Después de todo, no existe un organismo central que rija el uso de la nube para almacenamiento y servicios.

La computación en la nube, al igual que Internet, se parece un poco al Salvaje Oeste, donde las reglas se elaboran a medida que avanzas y esperas lo mejor.

Nubes públicas y privadas 

Una solución de alojamiento en la nube privada , también conocida como una nube interna o empresarial, reside en la intranet de la empresa o en el centro de datos alojado donde todos sus datos están protegidos detrás de un firewall. Esta puede ser una gran opción para las empresas que ya tienen centros de datos caros porque pueden usar su infraestructura actual.

El principal diferenciador entre las nubes públicas y privadas es que usted no es responsable de la administración de una solución de alojamiento de nube pública. Sus datos se almacenan en el centro de datos del proveedor y el proveedor es responsable de la administración y el mantenimiento del centro de datos. Este tipo de entorno en la nube es atractivo para muchas empresas porque reduce los tiempos de entrega en las pruebas y la implementación de nuevos productos.

Funcionalmente una nube publica y otra privada no tienen, en teoría, nada que las diferencia, porque son conceptos que dependen del observador. Entonces, ¿cuál es el adecuado para usted? En última instancia, todo se reduce a control. Una empresa grande puede elegir una nube privada, mientras que una empresa más pequeña puede elegir una nube pública. Todo es cuestión de evaluar lo que realmente desea.