Desarrollo

Viene el año 2020, año nuevo, ¡proyectos nuevos!. Has pensado en por fin, sacar tu nuevo proyecto tecnológico, y recurres a usar jQuery como herramienta, y piensas… ¿Debería realmente usarlo?

Primeramente, para quienes no conocen de jQuery, explicamos un poco. Nos remontamos al 2006, un año en donde apenas Gmail se encontraba en face beta y Facebook daba sus primeros pasos para que usuarios mayores de 13 años se registraran en su plataforma.

Esta resulta ser una realidad completamente distinta a la actual.

Para aquellos que recuerdan lo tan torturoso que era trabajar con javascript, saben que tan eficiente resulta esta librería, y que realmente cumplía lo que prometía.

Resumimos las problemáticas que jQuery lograba resolver para los programadores y desarrolladores.

  • Incompatibilidad de navegadores en la ejecución del código.
  • La Navegación del elemento DOM.
  • Gestión de eventos de interacción del usuario.
  • La lucha contra los AJAX.
  • La falta de componentes.

Dejando en claro lo mucho que solventó esta herramienta para las batallas bélicas de los programadores mientras creaban un código, nos preguntamos, ¿sigue siendo tan eficiente en la actualidad?

Digamos que, ya la mayoría de estos puntos están controlados de múltiples formas por lo que debes plantearte 3 escenarios para saber si usarlo o no en tu nuevo proyecto del 2020.

1. Si tu proyecto es heredado y ya tiene integrado el uso de jQuery, no tienes otra opción que continuar en esa ruta. O por lo menos hasta que logres sacar un poco de tiempo para ir suplantando esa tecnología por otra que sea de tu agrado.

2. Si es un nuevo proyecto que iniciarás desde 0, pero sabes que requieres de componentes, y dispongas de tiempo limitado para desarrollar tus propios componentes.

3. Tu decisión, tu proyecto, tu tecnología preferida.

Compartimos nuestro primer vídeo del año, en donde te explicamos los detalles del uso de jQuery para tu proyecto.